Se compró una moto de marca Honda 125


Se puso a disposición del ingeniero formador en agro pastoral para sus desplazamientos, ya que no vive en la aldea de Gouria. La compra se realizo con recursos propios de la Fundación y de dicha moto no se beneficia tan solo el ingeniero sino también todas las mujeres de la asociación ya que pueden recibir las clases que les de esta persona.


”Beatae vitae dicta sunt explicabo nemo enim ipsam voluptatem quia voluptas sit aspernatur aut odit.“